Chaqueño Palavecino, letra de La ley y la trampa

La ley y la trampa

Yo,
que fijé las reglas,
que llevé las riendas,
que hice la ley...
Tú,
que ponías cara,
carita de nada
dejándome hacer.
Yo,
que un amor dejaba,
cuando otro llegaba,
sin comparecer...
Tú,
sin un solo alarde,
poquito más tarde
me hiciste caer...

En tu boca mordí
la manzana carmín
del deseo y la tentación,
porque no imaginé
que dictando la ley
en la trampa caería yo.

Sin un no, sin un sí,
te adueñaste de mí,
de mi vida y mi corazón.
Sin un sí, sin un no
silenciaste mi voz
con las notas de tu canción.
¡Ay!
Florcita traviesa,
pusiste entre rejas
a este picaflor.
Y hoy
tus leyes se cumplen
y mis barcos se hunden
en tu mar de amor.
Yo,
que inventé este juego,
de escapar a tiempo,
sigo estando aquí.
Tú,
sin mover un dedo,
me diste el anzuelo
que te puse a ti.

En tu boca mordí
la manzana carmín
del deseo y la tentación,
porque no imaginé
que dictando la ley
en la trampa caería yo.

Sin un no, sin un sí,
te adueñaste de mí,
de mi vida y mi corazón.
Sin un sí, sin un no
silenciaste mi voz
con las notas de tu canción.

Puras leyes, puras trampas
le inventamos al amor
pero y seguimos adelante
corazón a corazón.!
 

Otras canciones de Chaqueño Palavecino

Agregar una canción

Buscar canciones por interprete

Buscar por título de canción