Mitos y leyendas - El chingolo

El chingolo

Hace muchísimos años, era un joven arrogante, lleno de salud y energía; además era altanero: ante la menorcontrariedad, demostraba su desagrado y quería ridiculizar a su semejante de físico y menos favorecido.

Cierta vez, al saber que una construcción grandiosa se transformaría en templo - él no comprendia eso de rezar, la casa de Dios y todas esas cosas - su soberbia le hizo pensar que había llegado el momento de probar su fuerza.

Lleno de coraje y vanidad, exclamó:
- ¡Gran cosa... de una patada lo echo todo al suelo!

Y, acto seguido, forcejeó y empujó la pared hasta cumplir lo anunciado, regocijándose de su hazaña: nada menos que destruir la casa de Dios.

El juez de la justicia humana, lo hizo engrillar, encarcelándolo; pero Tupá, fastidiado ante la irreverencia, fue más enérgico, puesto que al transformarlo en pequeña ave le dio la dimensión ajustada a su personalidad; por eso lleva un bonete de presidiario y, como el grillo acalambró sus piernas, se desplaza a saltitos.

Arrepentido, se muestra sumiso y su sentimiento amistoso le hace anunciar un acontecimiento feliz.
 

Mitos por letra

Indice Alfabetico
Haga click sobre la letra que desee para obtener un listado que comience con dicha letra