Pancho Figueroa mantiene el espíritu Chalchalero

Pancho Figueroa mantiene el espíritu Chalchalero

A pesar de que ya pasaron más de 15 años desde su separación, el espíritu de Los Chalchaleros sigue vivo. Está en los grupos de todo el país que mantienen su impronta y en los ex integrantes, que siguen haciendo música.
 
En el día dedicado al folclore en el Espacio Clarín, el ex "chalchalero" Francisco "Pancho" Figueroa brindó un concierto lleno de clásicos con el estilo que inmortalizaron los salteños.
 
La noche dedicada al género arrancó con Kaymanta, que combinó las canciones clásicas del folclore, con otras que mostraron un sonido más cercano a la cumbia-pop que a la música de raíz folclórica.
 
El grupo salteño, conformado por Moisés Maita, Joaquín Quiroga, Mauro Velasquez, Matías Palavecino, Juan Filomarino y Alfredo Caro, viene recorriendo los festivales del país. Y algunas de las peñas más famosas, como Balderrama en su ciudad natal.
 
Luego, llegó el turno de Los Potros Malambo, con un espectáculo coreográfico de distintos ritmos de raíz folclórica. Con bombos, boleadoras y mucha energía, el grupo liderado por los hermanos Gardella lleva 18 años dedicados al folclore. Y montaron su show en distintos países del mundo, como los Estados Unidos.
 
El cierre tuvo el sonido más tradicional del "estilo chalchalero", con la actuación de "Pancho" Figueroa, que se sumó a Los Chalchaleros a finales de la década del 70. Con el grupo, recorrió el mundo y los principales festivales folclóricos del país.
 
La zamba "Luna cautiva" abrió la noche, que luego siguió con otros clásicos, como "Merceditas". "Una vez, luego de un concierto de Los Chalchaleros, una señora se acercó y me dijo que le gustaba que cantáramos su chamamé. ¡Era la propia Mercedistas!" contó el hombre que formó parte del grupo por casi 40 años.
 
 "El mareao" y "Piel de rancho" fueron otras de las canciones elegidas, que también formaban parte del repertorio de "Los Chalchaleros", que se despidieron el público en 2002. 
 
También hubo lugar para una canción de autoría de Figueroa, como "A mí me gusta la zamba". Y para la "Chacarera trasnochada", "La nochera" y "Los 60 granaderos".
 
El final fue con otros clásicos: "Yo vendo unos ojos negros", "Paisaje de Catamarca" y "Zamba de mi esperanza", que todo el Espacio Clarín cantó a coro. El bis fue con "Zamba del chachalero". Y se fue la noche, con el sello que marcó el grupo salteño.

Noticias por artista