Peteco Carabajal, letra de El gato de Carlos

El gato de Carlos

El sol y el atardecer 
eran mis ojos al despertar 
en cuna de dulce miel 
tendía mi mama su trátala 
cantando tapó mi piel 
para que el viento me hiciera andar. 

En mi niñez 
sembrada de guitarras 
me iba con un sonido 
que en un silencio guardaba. 
La luna con su esplendor 
tocaba lejos una canción. 

De aquel ayer 
de música temprana 
regaron sobre mi sangre 
las voces de la esperanza. 
Astilla y cadencia soy 
en los latidos del corazón. 

Me dice el amanecer 
dame tu sueño Carabajal, 
el día ya es un violín 
y nos espera junto al canal 
los duendes de la oración 
con los recuerdos regresarán. 


Saber que soy 
un hijo de esta tierra 
me puede mentar memoria 
que bailan la chacarera. 
Las hebras de mi canción 
buscan la sombra de algún cantor. 

Así vivir 
humilde como el árbol 
templando con los frutos 
que me dejaron los años. 
Astilla y cadencia soy 
en los latidos del corazón.

Otras canciones de Peteco Carabajal

Buscar canciones por interprete

Buscar por título de canción