Peteco Carabajal, letra de Los libros de la buena memoria

Los libros de la buena memoria

El vino entibia sueños al jadear 
Desde su boca de verdeado dulzor 
Y entre los libros de la buena memoria 
Se queda oyendo como un ciego frente al mar. 

Mi voz le llegará 
Mi boca también 
Tal vez le confiare 
Que eras el vestigio del futuro. 

Rojas y verdes luces del amor 
Prestidigitan bajo un halo de rush 
Que sombra extraña te oculto de mi guiño 
¿Que nunca oíste la hojarasca crepitar? 

Pues yo te escribiré 
Yo te haré llorar 
Mi boca besará 
Toda la ternura de tu acuario. 

Más si la luna enrojeciera en sed 
O las impalas recorrieran tu estante 
¿No volverías a triunfar en tu alma? 
Yo se que harías largos viajes por llegar. 

Parada estoy aquí, esperándote 
Todo se oscureció 
Ya no se si el mar descansará. 

Habrá crecido un tallo en el nogal 
La luz habrá tiznado gente sin fe 
Esta botella se ha vaciado tan bien 
Que ni los sueños se cobijan del rumor. 

Licor no vuelvas ya 
Deja de reír 
No es necesario más 
Ya se ven los tigres en la lluvia, ya se ven.

Otras canciones de Peteco Carabajal

Buscar canciones por interprete

Buscar por título de canción